A medida que los enlaces de fibra admiten mayores anchos de banda con requerimientos más exigentes, cada vez es más importante garantizar que los enlaces troncales cumplen estándares estrictos de pérdidas. La necesidad de mayor capacidad de transmisión de datos sigue aumentando a medida que crecen y se expanden las aplicaciones de red. Estas mayores velocidades de transmisión exigen cables que soporten mayor ancho de banda.

El Consejo de Ministros ha aprobado el reglamento de las Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones (ICT) para introducir en los edificios fibra óptica y cable coaxial, además del tradicional par de cobre, que permitan ofrecer velocidades de acceso a banda ancha de más de 100 megabits por segundo. Este reglamento, que persigue facilitar la introducción de las infraestucturas de acceso ultrarrápido en los edificios de nueva construcción e impulsar su despliegue por parte de los operadores, se enmarca dentro de los objetivos de la Agenda Digital Europea.

En concreto, este tipo de infraestructuras suponen la construcción e instalación en los edificios de recintos destinados a albergar los equipamientos de telecomunicaciones, canalizaciones y otros elementos necesarios para los cableados interiores, cableado de las diferentes redes (par de cobre, cable coaxial y fibra óptica), antenas y cableado para la recepción del servicio de radio y televisión. Por su parte, los operadores despliegan sus redes hasta la entrada del edificio y desde ahí llegan hasta los recintos destinados al equipamiento donde se produce la interconexión con las redes ICT.
 
Telyme dispone del equipamiento y personal técnico necesario para la instalación, comprobación y certificación de cualquier sistema de fibra optica para redes de datos o ICT.

Panel de control fibra óptica Conector de fibra óptica Fusionadora fibra óptica